Casa de auxilio Ramos Mejía

Frente Casa de Auxilio Ramos mejía

Historia

La casa de auxilio de Ramos Mejía
Década de 1930, a la izquierda se ve Casa de Auxilio
La casa de auxilio de Ramos Mejía
Casa de Auxilio festejando el
9 de julio de 1941
La casa de auxilio de Ramos Mejía
Casa de Auxilio festejando sus Cincuenta años de vida
La casa de auxilio de Ramos Mejía
Actualmente la Casa de Auxilio.

Breve historia de la Casa de Auxilio de Ramos Mejía

La primera iniciativa para crear la Casa de Auxilio data de 1917. El 27 de marzo de ese año un grupo de vecinos se reunió para la fundación de un Hospital Vecinal. El 28 de octubre, la Comisión creada advirtió que la denominación de Hospital Vecinal del ente a crear excedía las posibilidades reales, frente a los recursos que resultaba factible reunir, y resolvió cambiar ese nombre por el de Casa de Auxilio, de más modestos alcances. Al momento de su inauguración, contaba con una sala para consultorio y operaciones, con material completo para cirugía general y odontológica; sala de espera; sala con tres camas para hospitalización urgente de mujeres y otra igual para hombres; sala de desinfección; botiquín y sala especial para reuniones de la comisión directiva y dirección. También contaba con una ambulancia con tracción a caballo para auxilios.
Hacia fines de 1925 se produjo uno de los hechos más importantes en su desarrollo. Se trata de la cesión que efectuó el Ferrocarril del Oeste de dos lotes de terreno de su propiedad, ubicados sobre la Avenida de Mayo, para que la Casa los usara en forma gratuita. Esa entrega se transformó, en 1926, en la cesión definitiva de la propiedad de los dos lotes, y a partir de ese momento la Comisión intensificó sus esfuerzos para materializar la construcción en ese lugar de un edificio propio. Al finalizar las obras se procedió a inaugurar la nueva sede el 22 de abril de 1928.
Hasta ese momento, la Casa de Auxilio se había convertido en el único centro de salud que existía en la basta zona oeste del Conurbano Bonaerense. Sin embargo, las cosas cambiaron hacia fines de los años cincuenta. Durante ese período aparecen en la zona dos grandes hospitales: el Hospital Nacional Profesor Dr. Alejandro Posadas (en Morón) y el Hospital Interzonal General de Agudos Dr. L. Quemes (en Haedo). El surgimiento de ambos centros de alta complejidad hizo que la Casa de Auxilio modifique su misión inicial que era darle salud al vecindario en momentos en los que no había ningún tipo de asistencia médica. Así, la misión de la sala se acotó y abarcó solamente la medicina deambulatoria. A partir de allí, la entidad alcanzó un protagonismo inesperado en la zona en tanto no existían consultorios importantes o grandes centros de emergencias médicas. Aquél período se convirtió en el momento de mayor caudal de trabajo que tuvo la sala y se extendió hasta mediados de los ochenta.
La década del noventa fue crítica para la Casa de Auxilio. En pleno auge de las políticas de ajuste neolibrales, la sala tuvo que afrontar una dramática situación financiera, que en el año 1995 puso a este centro de salud al borde de su liquidación. En ese año, se hizo cargo de la Presidencia de la Comisión Directiva de esta Casa, el señor Arturo Ter Akopian, quien y a través de una serie de medidas dispuestas a tal fin, consiguió que la crisis fuera finalmente paliada con la implementación del plan de salud MBA (medicina básica asistencial), una suerte de prepaga a bajo costo que ofrece a la familia una muy buena cobertura. El dato más relevante para mostrar el cambio que se produjo lo da el número de asociados. De los veinte que quedaron en el punto más álgido de la crisis a los tres mil actuales.

Fuente: "Aquel Ramos Mejía de Antaño", de Eduardo Giménez.
Todos los derechos reservados.